lunes, 15 de agosto de 2016

El Problema de la Educación Artística en Ecuador.

Esbozos...








La Constitución de la República del Ecuador 2008 gestada en tiempos convulsivos de la sociedad ecuatoriana que en dicho entonces yacía con férreo encierro en los procesos productivos neoliberales, es una Carta Magna que vio luces de entre la desesperación y el abatimiento de la quiebra nacional por sendos fraudes bancarios y la corrupción llevada al extremo del engaño colectivo y la destrucción de los valores sociales y educativos, nacida con la intención de lograr la humanización de los procesos económicos en síntesis, vio en la filosofía ancestral del Sumak Kausay o “Buen Vivir” la elocuente salida al caos y debacle social en el que se encontraba el Ecuador en todos sus ámbitos y entre ellos el educativo superior, que otrora fuera considerado de entre los mejores de Latinoamérica en ciertos campos del conocimiento, como hoy se los llama, de la medicina y la arquitectura, por ejemplo; y que para ese entonces estaba, la educación superior, más cerca del comercio y la estafa que de la consciencia del conocimiento, pues las universidades se habían convertido en antros del oportunismo y la barbarie neoliberal. Era entonces muy sencillo obtener una profesión, la que sea, con tan solo tener los medios económicos para tal efecto y sin un tiempo de educación respectivo sino con la rapidez de “soplar y hacer botellas”. El Buen Vivir vino a dar nuevas luces ante tamaña ensoñación empresarial material, abriendo con la nueva postura filosófica diferentes y variadas líneas de acción para el conocimiento. La Constitución ecuatoriana así lo vio y articuló las distintas disposiciones legales que se interesaban en paradigmas tales como “la sociedad la construimos todos”, “el ser humano por sobre el capital”, “la naturaleza tiene derechos”, “el desarrollo holístico del ser humano”, para lograr una sociedad que reflexionara y procediera equitativa, inclusiva e interculturalmente, entendiendo ya la educación no solo como la toma de información en distintos niveles, sino como la "condición indispensable" para el buen vivir; condición que ha venido siendo investigada, debatida y puesta en escena en las diferentes posturas cognoscitivas, no pudiendo quedar de lado el arte y su enseñanza, ya que es éste, el arte, es el catalizador de los niveles de comprensión de una sociedad en tanto tiene que ver con la estética, la propuesta y la denuncia de los modos de vida y manifestación humana particular y social. No existe otro medio como el arte como para poner en tela de juicio las razones sociales, la convivencia y la esencia de la consciencia humana. Lastimosamente la Constitución y sus articulados, como partieron de un acontecer económico, ha tornado su entendimiento hacia el ámbito productivo, hacia la permanencia del patrón cultural de trabajo y empeño empresarial, concepto que se escapa de la misma visión de “Buen Vivir” ya que entiende al ser humano como un "ente productivo" que es parte de un sistema, de una maquinaria de fabricación económica, social y en el peor de los casos, productor de conocimiento. Esta linea económica si bien aporta soluciones a uno de los principales problemas sociales, como es el factor dinero, aleja a la educación de su ser y esencia de lograr el despertar la consciencia para someterla a la lujuria empresarial y a los aportes que pueda tener ella, la educación, en el repositorio de información que la comunidad universitaria mundial hace del dizque conocimiento producido, accionar más cercano a una copiadora que a un árbol de la verdad. El arte tiene que enfrentar dichas posturas con la fuerza de quién despierta y se ve sometido por seres ajenos a su cordura. 


Atentamente
Erick Bojorque Pazmiño


#bojorque #educación #arte #arquitectura #cultura #ecuador

viernes, 12 de agosto de 2016

¡Producción artística o el loco sueño de una máquina…!

Erick Bojorque Pazmiño.





Una línea de conocimiento engendra varias posibilidades de entramados o metafóricamente hablando, varias posibilidades de pavimentos y revestimientos, sin que por ello el camino cambie su curso, su destino.


Cuando el Buen Vivir fue tomado como un elemento de cambio a ser caminado, las posibilidades de rumbos que marcarían tal decisión eran tan variados y extensos como caminantes puede haber en el mundo. La decisión del gobierno de la “Revolución Ciudadana” fue aquel de tipo económico y fue tal derrotero pavimentado con la visión política, social, cultural, educativa, acomodándose aquellos lastrados a sus ideales finales, la producción. La producción entonces enmarcó la economía solidaria, la sociedad intercultural, la educación indexada. El arte también se encuadró en ello y tomo así la característica de “producción artística”. Es en ello que, “resulta indispensable caracterizar brevemente el contexto de la sociedad del conocimiento, pues no hay educación que no esté situada en escenarios históricos y no responda —no en forma mecánica o fatalista— a modelos de desarrollo determinado” (1). Tal modelo es el modelo económico llamado así del socialismo del siglo XXI, que en nada difiere en esencia de modelos capitalistas, comunistas, neoliberales, cuyo fin ultérrimo es la producción, la secuencia de un proceso, de una línea constructiva del pensamiento, del conocimiento, del arte, aunando esfuerzos para que esa producción sea la panacea social de equidad y justicia. “En la Constitución de 1998 se establecía que los artistas y los intelectuales eran los actores culturales del país. En el 2008, con la nueva Constitución, se rompe esa visión elitista de cultura y se plantea una visión mucho más amplia, donde todos los ciudadanos son sujetos de derechos culturales” (2) La maquinaria puesta al servicio de las masas, aunque ellas no sepan como prenderla, manejarla, usarla. Encubierto el proceso, el arte ya no es de los artistas es del ciudadano común quién puede entonces encumbrase en su ignorancia como ente cultural. Sin el menor amparo se entrega el arte en manos de lo banal y de la simetría de la cultura actual o precedente, sin considerar que es la asimetría del pensamiento consciente el capaz de transformar el seno de la cultura de un pueblo o de mantenerla. Así como los vehículos de motor de combustión interna hicieron su aparición para ser vendidos en volúmenes increíbles de consumo, destruyendo costumbres pretéritas de cercanía, las masas generando arte y cultura serían la nueva combinación perfecta para el comercio de la enseñanza y de la práctica artística. Una utopía nada desagradable por los bolsillos universitarios pero bastante lamentable para las sociedades que buscan una identidad y salvaguarda de la que ya tienen. Basta con solo mirar lo que el mercado de arte ha hecho con los proyectos artísticos contemporáneos que se reproducen exactamente como cuando apareció la cámara fotográfica en el siglo XIX. Obviamente tal influencia económica enmascarada en el arte tendrá como fin ultérrimo una verdadera “burbuja artística” tanto económica como del conocimiento mismo de sí misma. Un ser puede auto conocerse cunado se enfrenta a sus peores defectos en estados de completa auto observación. Pero, ¿cómo podrá auto observarse el arte si su consciencia duerme ensoñada con la producción?. Así como el picante es delicioso por su acidez que produce adicción, la producción convence a todos de su supuesta necesidad, de que sin ella no existe avance, no existe sostén. Veamos como ejemplo el caso de la arquitectura que en tiempos pretéritos era el lienzo de los pintores, la roca de los escultores y la hoja de los poetas, era uno solo con las manifestaciones artísticas y eran en conjunto una maestría, el arte maestro, una obra maestra. Las catedrales góticas así lo atestiguan. Resulta que al aparecer la imprenta, las palabras dejaron de necesitarla, a la arquitectura, para plasmarse en el papel y tornarse en botella vacía del intelecto común. Desligada la poesía, la pintura también lo hizo desvinculándose de las castas sociales eclesiásticas como el caso de Bartolomé Murillo. El edificio ya no era necesario para expresar el bello arte. Quedo así la arquitectura huérfana de la maestría artística en el sentido de ser un elemento completo y único. Para la actualidad la Unesco (CINE) no categoriza a la arquitectura como arte sino como ámbito constructivo. Lástima. Lo mismo será con el arte si este queda huérfano de la filosofía, de la ciencia, de la mística, como caída orondo en la tenebrosas manos de la producción. Son entonces los pensadores universitarios los llamados a dar la voz de alerta sobre este cometido con nefastos fines, auto reflexionando y auto observando sus acciones y omisiones. “La universidad interepistémica privilegia una dirección: mirar, retomar y pensar desde los aportes transmodernos (por exteriorizados y exiliados por la modernidad), que no resultan tan ajenos ni extraños a la academia pues, a lo largo de su historia, se ha relacionado con ellos de diversas maneras” (3) rompiendo paradigmas y visiones utópicas de soñadores ambiciosos que buscan una excusa para someter a la humanidad doliente a través de enunciados y postulaciones que fungen de ortodoxos y reaccionarios, pero que tienen la dialéctica material incesante que se aleja a grandes pasos del Buen Vivir en esencia, del desarrollo personal holístico, siendo por el contrario esta postura holística la que converge en el despertar de la consciencia de los seres humanos. Una mirada a grandes rasgos delata entonces que los centros universitarios han perdido la capacidad de reflexión pues volver a mirar hacia adentro, indica a las claras que se dejó de hacerlo con las graves consecuencias que se mostraron antes de que la Constitución cambiara, cuando los centros de enseñanza superior eran simples centros de corrupción de la educación. Aún así la historia y a pesar de la nueva visión del Sumak kawsay, las universidades por haber tomado el camino productivo se mantuvieron en su sitial de lugar seguro poco consciente al enterrarse ahora en procesos de producción del conocimiento que empapela y somete a las aulas y a los catedráticos con informes, evidencias y con la no muy clara tarea de indexar artículos académicos cuya oferta se ha vuelto tan grande en el mundo entero, que ya se duda de la calidad de los aportes poco reflexionados con largas y grandes bibliografías que encubren la creación con la imitación y que van a llenar las arcas de gigantescos repositorios internacionales cuya ganancia astronómica para las universidades sedes de aquellos, cuenta y vale la pena como para seguir sometiendo al conocimiento con los sistemas productivos. El dinero lo es todo y su esencia es ser Dios para quién es esclavo de su propia necesidad. Existió entonces una digresión en la educación y este nuevo paradigma que “propone la recuperación del equilibrio en las relaciones del ser humano con la naturaleza y la búsqueda de sinergias en beneficio de la sociedad en todas sus diversidades” (4) fue encasillado y ahora no sabe como ser expuesto y la panacea volvió a ser enfermedad. Es ahí en donde nace la necesidad de contribuir al pensamiento y a la consciencia para que el arte no sea encasillado y sometido sino sea como siempre lo fue la esencia liberadora del pensamiento humano. Recuperar el equilibrio que la sociedad ha perdido será cosa poco alentadora si consideramos que la educación ha de enfrentar la maquinaria comercial, consumista en el que el planeta Tierra y la humanidad se encuentran, un equilibrio que debe nacer de cada ser humano, de cada persona, ya que aquellos planteamientos que expresan que la sociedad, la masa, cambia al individuo, fueron totalmente superadas en la segunda mitad del siglo pasado, quedando así la equivalencia contraria y opuesta que es el del desarrollo individual como gestora del cambio social. Llevadas así las cosas, también podemos decir que una universidad puede cambiar si cambian sus estudiantes, sus profesores, sus facultades. Cosa realmente revolucionaria en cuanto tiene que ver con la enseñanza, ya que esta no tendría porque ser global, ni tampoco ser masiva, sino ha de ser puntual y tener en sí la característica de despertar la creatividad, la libre iniciativa, la vocación en cada estudiante y en uno solo de ellos, desatando aquella identidad que la consciencia puede darle a un hombre a una mujer y por tanto a un conglomerado, una identidad que no se refleja en lo que se quiere, en lo que se tiene, sino en lo que se es. Muy por el contrario vemos como la confusión reina en los planteamientos universitarios que buscan “contribuir a la afirmación y fortalecimiento de la identidad nacional, las identidades diversas, la plurinacionalidad y la interculturalidad, a través de procesos de investigación, creación, producción y difusión artística en vinculación con la colectividad, con proyección internacional y énfasis en la relación Sur-Sur” (5). Universidades que no han superado la dialéctica materialista de los “procesos”, de la “producción” y de la “difusión” como si el conocimiento requiriera de un proceso en vez de ser la exaltación de algo que se toma cuando existe un observador atento; o si el arte tuviera la necesidad de ser creado, producido y difundido como si de una mercancía se tratara, cuando el arte es la sublime manifestación personal del conocimiento consciente una persona que ha dejado algo para ser. Son planteamientos que llaman la atención y que deberían poner en alerta a quienes les interesa que la educación sea alcanzada por el Buen Vivir cuya expresión política es la Constitución de la República que versa en sus distintos articulados las claves para poner en marcha tamaña misión de pertinencia. “Si partimos de la necesidad de que el principio de pertinencia se enmarque en nuevos horizontes epistemológicos, tenemos que articularlo con una respuesta organizada, contextualizada e integrada del conocimiento y los aprendizajes profesionales generados por las IES, a los problemas, dilemas y tensiones que presenta la realidad” (6). No podríamos entonces sino objetivar las leyes nacionales como la base de una propuesta para el arte y su enseñanza para una realidad que como hemos visto no es la producción sino la realización personal que va mucho, pero mucho mas allá de tener los bolsillos llenos como nos lo han querido mostrar.
“La educación se centrará en el ser humano y garantizará su desarrollo holístico” (7)


Bibliografía.
1.-Luna Tamayo, Milton. “Educación y buen vivir. Reflexiones sobre su construcción”. Educaciónsinfronteras.org. Web.  12 agosto 2016.
2.-Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo. “El Buen Vivir auspicia los derechos culturales de los ecuatorianos”. Planificación.gob.ec. Web. 12 agosto 2016.
3.-Juncosa, José. “Buen Vivir, relacionalidad y disciplina desde el pensamiento de Lewis Gordon y Martin Nakata. Pistas epistémicas decoloniales para la educación superior”. Alteridad. Revista de Educación. Web. Enero-junio 2014. 12 agosto 2016. Pag. 32
4.-Universidad de las Artes del Ecuador. “Un proyecto de la revolución cultural”. Uartes.edu.ec. Web. 2013. 12 agosto 2016. Pag. 2
5.-Universidad de las Artes del Ecuador. “Un proyecto de la revolución cultural”. Uartes.edu.ec. Web. 2013. 12 agosto 2016. Pag. 6
6.- Larrea de Granados, Elizabeth. “Modelo de organización del conocimiento por dominios científicos, tecnológicos y humanísticos”. Consejo de Educación Superior. Web. 12 agosto 2016. Pag. 2
7.-“Constitución de la república del Ecuador”. Fielweb.com. Web. 2016. 12 agosto 2016. Pag. 5




miércoles, 6 de julio de 2016

TERREMOTO 16A. RECONSTRUCCIÓN CONSCIENTE.


PROPUESTA SOCIAL-ARQUITECTÓNICO-AMBIENTAL DE RECONSTRUCCIÓN POR COOPERACIÓN EN LAS COMUNIDADES RURALES DE MONTECRISTI.
2016
ULEAM-FACULTAD DE TRABAJO SOCIAL-BOJORQUE-CONSTRUCCIONES-ASAMBLEA DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA CANTÓN MANTA.




ABSTRACTO

Luego del Terremoto 16A que sacudió la costa septentrional ecuatoriana el 16 de abril del año en curso, la ayuda solidaria y humanitaria no se hizo esperar en diferentes formas tanto de vestuario como de alimentación y alojamiento. La acción colectiva de asociaciones inteligentes establecida entre organismos voluntarios académicos como la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí con agrupaciones ciudadanas democráticas legalmente establecidas en Federaciones de Barrios y con la ayuda de profesionales independientes comprometidos en la honoraria causa de ayudar, permitió llevar adelante la logística de entrega y distribución de vituallas para los damnificados identificados y a la par mediante la observación y la deducción investigativa establecer las causas del desastre edilicio y social que hizo sucumbir no solamente las edificaciones sino el paradigma social establecido individualista, encontrando las soluciones y salidas a ello frente a la latente posibilidad de nuevas manifestaciones sísmicas en el país y más específicamente en Manabí. Con el apoyo decido y frontal de la empresa privada cuya estrategia es la vinculación social consciente, se pretende ejecutar proyectos que no solamente se manifiesten como la acción individual temporal, sino que tenga la trascendencia de la educación, la cooperación y la cristalización física de un naciente paradigma social como es la cooperación.


INTRODUCCIÓN

Los recorridos empezaron luego de la gestión realizada por los líderes comunitarios de las comunas rurales de Montecristi con la intención de visitar e inspeccionar las viviendas que habían sido afectadas o destruidas el día del Terremoto 16 A, para catalogarlas, cuantificar daños y poner a las familias afectadas en el listado de damnificados que ya estaba siendo utilizado por la Armada Nacional para entregar vituallas. Se requería un equipo de trabajo de profesionales especialistas en las situaciones de intervención con la ciudadanía, con las viviendas y de ubicación territorial. Participaron entonces dos trabajadoras sociales, un arquitecto y tres de los líderes comunitarios quienes a bordo de un taxi indujeron su investigación en diferentes poblados entre los que se encontraban Camarones, Manantiales, Río Bravo, las comunas signadas cómo Cárcel en donde el General Eloy Alfaro tenía el panóptico; los tres Bajos, Corrales, entre otros. En cada uno de ellos se identificó las viviendas y sus familias de las que se tomaron datos, revisando minuciosamente cada casa y definiendo si su condición era de damnificados. Aproximadamente se inspeccionaron 50 viviendas de las que se extrajeron importantes datos como es el “modo constructivo” predominante de hormigón armado y ladrillo cuya cimentación está realizada con plintos y cadenas de cimentación, columnas de planta baja sobre las que se soporta una estructura metálica de cubierta soldada directamente en las varillas del capitel de las columnas sin revestimiento ni refuerzo, conformada esta estructura con tirantes metálicos mínimos separados cada 3 o 4 metros sobre los que se asientan durmientes de correas “G” de 6cm cada 1,50m para finalizar la cobertura con planchas de zinc galvanizado. Entre las columnas se colocan ladrillo se canto de 6cm de espesor con argamasa de cemento-arena con dimensiones entre 3 a 5m de largo por 3m de alto. Las columnas generalmente tienen 4  largueros de varilla de 10 a 12mm de diámetro unidas con estribos de 8mm cada 20cm, varillas que en muchos de los casos se ven descubiertas.


EL MODO CONSTRUCTIVO DE LAS VIVIENDAS RURALES EN EL CANTÓN MONTECRISTI, CAUSA DEL DESASTRE HABITACIONAL
Este tipo de vivienda así construida fue presa fácil de los movimientos oscilatorios del terremoto que hizo que las columnas construidas sin el arriostramiento de las vigas de cierre o de cubierta, bailaran como “locas” rompiendo las paredes que en ellas estaban adosadas. Una deficiencia mínima en un proceso constructivo pero gigante en la solvencia estructural sismo resistente. De igual manera columnas que estaban edificadas sin los estribos requeridos se rompieron y con ellas se rompió la estabilidad general de la vivienda. No se puede culpar al evento natural, ni a los materiales, ni al sistema de pórticos de concreto armado por lo ocurrido, sino que se debe mirar por lo que es al “modo constructivo” utilizado, como deficiente, inseguro y falto de solvencia; modo constructivo que está anclado en el proceder de los pobladores comuneros y que se constituyó y se seguirá constituyendo en causa de nuevos desastres, nuevas tragedias. Los paradigmas no son perjudiciales en sí, pero si se convierten en procesos poco conscientes se vuelven dañinos y destructivos.


LAS COLUMNAS SIN LOS ESTRIBOS ADECUADOS Y SIN ARRIOSTRAMIENTO A NIVEL DE CUBIERTA, AL MOMENTO DEL TERREMOTO, DESTRUYERON LAS PAREDES ADOSADAS A ELLAS.

Teníamos entonces una idea deducida importante de las causas del problema habitacional que el terremoto supo mostrarnos, una idea que implicaba paradigmas sociales de construcción inadecuados. Pero eso era solo el principio del problema, la punta del ovillo. Los problemas sociales saltaron a la vista. Si bien los comuneros damnificados estaban respaldados por una dirigencia que se entendía de ellos, que los respaldaba en esos momentos con reconocimiento y vituallas, que buscaba el bien común, personalmente mantenían su condición de desamparados “individuos” cuya suerte había sido echada por el terremoto, muy a a pesar de tener vecinos hermanados en su condición rural que no habían perdido sus propiedades pero que solo atinaban a compadecerse de ellos, teniendo recursos humanos y materiales a su disposición. En Manantiales, por ejemplo, muchas personas no tenían trabajo y eran albañiles o carpinteros o mecánicos o ladrilleros y no veían la necesidad de sus vecinos de una nueva vivienda. El sistema social vigente en occidente nubla la visión de conciencia y servicio de la humanidad y la delimita al entorno económico-productivo per se, siendo la esencia del manabitismo la comunidad, la cooperación. Habíamos dado con otra causa del desastre. Si las comunidades miran a sus miembros como el resultado de su éxito particular, están destinadas a quebrarse en el momento en el que uno o varios de ellos pasan por minusvalías de cualquier tipo como es la de perderlo todo. Muy al contrario de esta visión, las comunidades manabitas conservan y poseen gran riqueza social ancestral de inclusión, la cuál se manifiesta ricamente en el ámbito urbano-arquitectónico, por ejemplo, en la generación de espacios equilibrados que incluyen tanto la individualidad familiar con la cooperación interfamiliar. Un entorno en el que existe cooperación para preparar alimentos, para divertirse, para hacer las tareas artesanales en conjunto, jugando dialécticamente con la experiencia personal del reposo y la higiene.


ESPACIOS COOPERATIVOS EN LOS QUE EXISTE UNA DIALÉCTICA ENTRE LO COLECTIVO Y LO PERSONAL.
CONJUTO DE VIVIENDAS EN LOS BAJOS DEL PECHICHE
Estos espacios son la clara muestra y manifestación de un ancestro social que no se ha perdido y que corresponde a los colectivos ecuatorianos y en este caso manabita, que requieren de un renacimiento, pues como el terremoto ha mostrado, la convivencia social individual de producción convierte la suerte en desgracia, el éxito en pobreza y la vida en muerte. Es increíble ver los campos desocupados, las casa destruidas y las personas sin trabajo y buscando emplearse.


DESARROLLO DE LA PROPUESTA

La Facultad de Trabajo Social de la ULEAM en colaboración con Bojorque-Construcciones y en estrecha relación con Participación Ciudadana de Manta se han comprometido a realizar un proyecto Social-Arquitectónico-Ambiental para las comunidades rurales de Montecristi, en virtud de que estas poblaciones han sido analizadas y se han detectado valores esenciales de cooperación social que requieren aclarar sus paradigmas constructivos y de convivencia armónica lo que  es su esencia comunitaria, a través de una metacognición que abarque los siguientes tópicos:
  •  Educación
  • Cooperación
  • Construcción
  • Organización
  •  Costos


EDUCACIÓN

No podría existir una intervención social armoniosa si primero no existe la inducción adecuada para ello. Vivimos una época muy avanzada en comunicación tanto visual como informativa y las personas del momento necesitan de ello. Las propuestas que simplemente se aplican no tienen el peso de la apropiación social, pues son como estrellas fugaces en la noche. No es lo mismo mostrar una imagen a secas que comentar también algo sobre ella. Las imágenes que el terremoto a entregado a las personas a través de casas y edificios desplomados, de familias en luto, no han sido suficientes como para que el común de los ciudadanos se pregunte cómo pudo ocurrir aquello y con la mayor de las inconciencias reconstruyen sus viviendas con el mismo modo constructivo que emplearon antes del desastre. Solo ver no “dice nada”. La educación por el contrario aporta consciencia, aporta libre iniciativa, aporta crecimiento. La propuesta, entonces, empezaría con un proceso educativo que incluiría conferencia dialécticas sobre varios tópicos que a continuación se delatan:
  • La cooperación como valor ancestral
  • Condición sísmica del país
  • Modos constructivos inadecuados
  • Construcción sismo resistente
  • Manejo ambiental del agua residual


Alcance de la propuesta a este nivel: 100 familias.



LA EDUCACIÓN APORTA CONSCIENCIA, APORTA LIBRE INICIATIVA, APORTA CRECIMIENTO
CONFERENCIA A ALBAÑILES EN MANTA SOBRE LAS CONDICIONES SÍSMICAS DEL PAÍS Y LOS MODOS CONSTRUCTIVOS SISMO RESISTENTES
ULEAM-BOJORQUE-CONSTRUCCIONES

COOPERACION

El proyecto tiene en esencia el gestar un núcleo cooperativo que dinamice el bienestar de las comunidades. En primer lugar destacando el valor ancestral propio de Manabí y de el Ecuador mismo en el que los vecinos se ayudan entre sí cuando la desgracia a caído de manera personal en uno o varios de sus miembros o para crecer cuando las condiciones así lo ameritan. En segundo lugar organizar un grupo propio del medio de selectos albañiles, mecánicos, ladrilleros, carpinteros que desinteresadamente quieran aportar su tiempo en horas de asueto, construyendo la propuesta urbano-arquitectónica que será planteada por los profesionales a cargo. A la par se escogerá una población en la que la intervención tenga el mayor efecto motivador y que sus comuneros estén dispuestos a así estarlo. El proyecto, creemos que de esta manera elaborado, se convertirá en un hito trascedente que motive a las comunidades aledañas y que engrandezca el espíritu de la población en sí. Esto está ya comprobado a través de la “acupuntura urbana” y de la “arquitectura energética consciente” a través del mundo entero, visiones que han demostrado ser exitosas tanto y en especial en conflictivos lugares de las urbes. “Un edifico sano puede sanar a toda un colectivo” AEC

Alcance la propuesta a éste nivel: 20.000 habitantes.


CONSTRUCCIÓN

La propuesta presenta dos momentos. La proyectación urbano-arquitectónica o diseño y la construcción como tal.

El diseño:

Como lo hemos expresado nos interesa partir de los elementos ya conocidos para no tergiversar los modos de vida de los pobladores. No queremos una revolución, queremos consciencia. Nuestro diseño no quiere ser la gran osadía de mentes egóicas, sino quiere resaltar los valores propios de la comunidad manabita que en este acápite correspondería en primer lugar a la “agrupación de viviendas” en un terreno común en el que se respeta un “área común” de cocina, reunión, juego, lugar que tendría las características comunitarias de selección y aceptación entre las poblaciones; y estratigráfica homogénea en su geología y orografía y que permitiría el asentamiento de seis familias, número así escogido para ajustarnos lo más posible a un tope presupuestario pre establecido, y por que la cantidad indicada es manifestación simbólica de la comprensión, la responsabilidad, la fidelidad y la labor altruista y generosa; en segundo lugar, manteniendo el actual “sistema constructivo” de hormigón armado con pórticos, sistema que ha sido mal entendido y usado generando un “modo constructivo” inadecuado, pero que es popular y de fácil acceso, pues muchos pueden construirlo, muchos venden los materiales y muchos se benefician al así hacerlo. Comprendemos que cambiar los paradigmas en el sistema constructivo, es decir, usando otros sistemas como tantos los hay en el mundo en vez de ayudar, perjudicaría, ya que llevaría a la población a depender de terceros que generalmente son transnacionales y requeriría de procesos mucho más profundos de transformación Además los nuevos sistemas y nuevas soluciones por serlo de esta manera, nuevos, serían aporte única y exclusivamente para los actuales damnificados que lleguen a conseguirlos y tendrían la trascendencia que personalmente cada uno de ellos les den hasta que consigan “una mejor casa”, mientras que enseñarles a construir construyendo con un modo eficiente y solvente, generaría un efecto multiplicador exponencial que ayudaría en la distancia temporal a miles, en la medida que para cuando nuevamente se dé un movimiento telúrico en la zona o en otro lugar de Ecuador, ya no exista desastre, ya no existan damnificados, ya no exista reconstrucción. En tercer lugar ya hablando del diseño mismo de la vivienda familiar ésta mantendría la apertura de las viviendas tradicionales manabitas con dos dormitorios, un baño y un área para cocina diría y comedor, alejándose de las propuestas gubernamentales que generalmente encierran los espacios hacia un interior común. También esta vivienda tendría como parte integral a la naturaleza y en especial al huerto manabita, lugar indispensable de toda familia del lugar, en donde de manera perenne ha de estar un papayero, un platanero y verduras varias, los cuáles se servirían de las aguas residuales tratadas de la vivienda, las cuáles estaría tratadas con sistemas sostenibles que serían, eso sí, introducidos para mejorar el conocimiento local.


La construcción:

La construcción que mantendría planos aprobados por los gestores, se la realizaría con mano de obra de la comunidad y con la dirección técnica de los profesionales a cargo.

Sería una edificación familiar con las siguientes características:
  • Plataforma de cimentación con mampostería de borde y relleno compactado.
  • Losa de cimentación con vigas de cimentación de hormigón armado según diseño estructural.
  • Columnas de hormigón armado según diseño estructural.
  • Vigas de cierre de cubierta de hormigón armado según diseño estructural.
  • Cubierta metálica con revestimiento de zinc galvanizado.
  • Paredes de ladrillo artesanal del sector enlucido y blanqueado.
  • Ventanas de hierro y malla mosquitera.
  • Pisos rasanteados.
  • Puertas de madera MDF.
  • Instalaciones y aparatos sanitarias con sistema de tratamiento de aguas negras.
  • Mesón de cocina y lavandería de concreto enlucido.
  • Instalaciones eléctricas sobrepuestas.
  • Área estimada de construcción: 44m2


Costo por vivienda sin incluir mando de obra: 8.000USD (toda la mano de obra a utilizar será voluntario-comunitario)
Costo de 6 viviendas: 48.000USD
Tiempo de ejecución por vivienda: 30 días de labor con un equipo de 6 personas.

Sería una edificación común con las siguientes características:
  • Cimentación por plintos de hormigón armado.
  • Estructura aporticada de hormigón armado.
  • Cubierta de lamas de caña guadua.


Área estimada de construcción: 36m2
Costo: 2.000USD
Tiempo de ejecución: 15 días de labor con un equipo de 6 personas.

CABRÍA INDICAR QUE ES PERTINENTE A ESTOS VALORES AGREGARLES UN 10% POR IMPREVISTOS POR LOGÍSTICA Y MATERIALES, CERRAMIENTOS, ACOMETIDAS DE INSTALACIONES, PERO CONSTITUYEN UN PRIMER ACERCAMIENTO A LOS VALORES REALES.




LA PROPUESTA INCLUYE UNA VIVIENDA TIPO QUE GUARDA RELACIÓN CON EL ANCESTRO DE “VIDA AL EXTERIOR” DE LOS HABITANTES DE MONTECRITI
LA AGRUPACIÓN DE VIVIENDAS RESPONDE A UNA VALORACIÓN ENERGÉTICA SEGÚN MAPA BAGUA Y DEFINE EL TAMAÑO DEL LOTE QUE DEBERÍA SER COMUNAL
ORGANIZACIÓN

Todo el sistema organizacional de identificación, educación, selección, puesta en marcha y valoración del proyecto se lo realizará con la sinergia entonces de:
  1. La dirección social de los académicos y estudiantes de la Facultad de Trabajo Social sin costo alguno.
  2. El voluntariado de albañiles, mecánicos, carpinteros, ladrilleros de las comunidades que formarán un equipo de trabajo gestor.
  3. Los técnicos profesionales encargados de elevar a nivel de proyecto la propuesta y de dirigir la obra, cuyos honorarios deben considerarse y que comprenderían:

  • Elaboración del proyecto arquitectónico: 1.200USD
  • Elaboración del proyecto estructural: 300USD
  • Elaboración del proyecto ambiental: 300USD
  • Conferencias técnicas arquitectónicas y ambientales: 500USD
  • Dirección técnica de la construcción:  2.500USD
  • Dirección técnica de la propuesta ambiental: 200USD 
  • Costo: 4.800USD


COSTOS

SÍNTESIS DE COSTOS DEL PROYECTO
NÚMERO
RUBRO
VALOR/UNIDAD
TOTAL
1
CONSTRUCCIÓN DE 6 VIVIENDAS
8.000USD
48.000USD
2
CONSTRUCCIÓN DE ESPACIO COMÚN
2.000USD
2.000USD
3
HONORARIOS PROFESIONALES
4.800USD
4.800USD
SUBTOTAL: 54.800USD
IMPREVISTOS: 5.400USD
TOTAL DE LA INVERSIÓN: 60.200USD



CONCLUSIONES

Si bien una propuesta con estas consideraciones constituye en sí misma una salida social poco ortodoxa es el reflejo del acercamiento intenso y de la apertura de las familias inimaginable en otras situaciones de investigación que el terremoto permitió y que por ello mismo ha sido aprovechada para llegar a tal manifestación social-arquitectónica-ambiental y que además tiene el privilegio de estar inmersa en un sector poblacional con ancestro común y dotes artesanales maravillosos que podrían llevar a buen término esta loable labor de beneficio y trascendencia.

Esta propuesta elevada a nivel de anteproyecto y de ahí a proyecto definitivo y llevada a la práctica permitiría los siguientes beneficios:

  • Educación comunitaria sobre la condición sísmica del país.
  • Creación de un sistema social cooperativo basado en la cultura ancestral manabita tanto para la edificación de proyectos de vivienda, como para la organización de vida en común.
  • Creación de un paradigma o modo constructivo arquitectónico, estructural y ambiental sostenible y sismo resistente sin perder la condición de uso del sistema de pórticos de hormigón armado ya usados en el sector.
  • Creación de un referente o hito de apoyo y motivación para las comunidades del sector de Montecristi a manera de acupuntura urbana.
  • Creación de un hito de investigación para el desarrollo de prácticas vinculatorias con la comunidad de los profesionales de Trabajo Social y otras carreras.
  • Creación de un hito empresarial de ayuda colectiva enfocado al desarrollo y crecimiento social-educativo, ejemplo en el Ecuador.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...